Marzo 29, 2017.

Nuevo Episodio The Search: Iron Horse

Un viaje al lado más extremo de la tierra.
By Mimi LaMontagne

"Estamos en el medio del Pacífico, en una piedra volcánica, con olas inmensas. Estamos en el medio de la nada". Dice el fotógrafo australiano Ted Grambeau.

Dos días antes de que el volcán de la isla entre en erupción, Ted llamo a la oficina central de Rip Curl, para recomendar este lugar y contó las condiciones climáticas. El único tema era que tenían dos días para viajar antes que eructe el volcán.

Si esa misma llamada hubiese sido realizada por otro fotógrafo, para realizar ese viaje, es muy probable que la respuesta hubiese sido no. Pero Ted, sabe de lo que habla. Pasó gran parte de su vida buscando olas, observando mapas y aprendiendo de la marea, del océano.

"No podemos llevar a cualquier. En este lugar, el surf no es para débiles. Si vamos a buscar olas, vamos a encontrar las más grandes y difíciles. El lugar está en el medio de la nada, es bastante peligroso"
Del team de Rip Curl, hay dos hombres que encajan perfectamente para esta misión: Bruno Santos (brasilero de 34 años) y Guillermo Satt (chileno de 24 años). Los dos se conocen hace mucho, no solo por ser compañeros del team, sino porque pasaron meses juntos persiguiendo grandes olas en Sudamérica.

Entonces en 48 horas, Bruno, Guillermo, Ted y el videográfo, Jon Frank estaban saliendo de un pequeño aeropuerto en una isla en el medio de la nada. Cuando se abrieron las puertas del aeropuerto, una fuerte ráfaga de viento y lluvias los recibieron.

La isla se divide en dos, de una lado está la bahía y del otro un gran acantilado. El team vió una ola como de a poco se fue armando por los acantilados y cruzó por la bahía. Llego a medir 3 metros y medio. Fue una de las mejores olas que encontraron.

"No parece tan impresionante hasta que pones a una persona de referencia" Dice Ted. "Los puntos que ves en las colinas son vacas y caballos. Cuando te das cuenta de eso, tomas conciencia de lo grande que son las olas".

No importa lo hermoso que sea el paisaje, la ola no viene sin un conjunto de obstáculos, y consecuencias. La entrada al agua es difícil, casi mortal. "Hay un salto de acantilado de 6 metros para entrar al océano", explica Ted.

Ted encontró este lugar por Google Earth, evaluando por donde viene y va la marea. Debe ser por eso que esta isla está intacta, porque solo podes saber eso con la tecnología y habilidad.

"Estuve investigando la marea por más de 30 años" Dice Ted. "Pero como los mapas de oleaje empezaron a tenerse más en cuenta, por fin somos capaces de seguir las olas hasta que desaparezcan por completo. Antes tenías que mirar un gráfico sinóptico, y por lo general, se aplicaba a lugares populares (Indonesia o Tahití). No podíamos seguir el oleaje y averiguar a donde iban después de romper en esos países".

"Asique ahora todo es muy más claro y accesible, y creo que por eso hay tanta gente buscando las olas"
Después de cada viaje, es inevitable que miren hacia atrás y comparen sus ideas preconcebidas (sobre las olas, la cultura y el lugar) con lo que realmente se encontraron.

"Es gracioso. Yo estaba hablando de las expectativas, pero casi nunca se cumplen o se superan. Este fue uno de esos casos. Hay algo sobre el surf que se mezcla con el ambiente del lugar, con la cultura y es increíble".

"Habíamos llegado a la orilla y la esposa del tipo local iba a cocinarnos un asado. Nos sentamos en las piedras a comer pescado hasta el anochecer, a veces sin decir una palabra. Fue una situación muy agradable y autentica. Fueron momentos inigualables".

“Esto fue un verdadero viaje, en mi humilde opinión”.

Todo el mundo viajó, que surfeó, saben que todo es sobre el viaje. Capaz por eso, un viaje como este, a una isla en el medio del Pacífico, sobre una roca volcánica, ser golpeado por enormes mareas y estar lo más remoto posible, es tan importante.

Es mantener la Búsqueda viva, desde los extremos de la tierra.

#THESEARCH

◄–  BACK